¿Que hacemos?

“Trabajamos activamente para defender los derechos de todos los ciudadanos en Cataluña”

Un aspecto básico para combatir el nacionalismo está en la educación y la cultura, proteger la neutralidad ideológica de los centros públicos e instituciones de promoción de la cultura.

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit, convallis dapibus sociosqu per facilisi dictumst lectus, purus nulla cras curae eros in. Rhoncus vestibulum eleifend ligula phasellus in vehicula sociis fermentum mattis, nullam fames lacus platea auctor senectus blandit himenaeos suspendisse proin, magnis porta quis malesuada velit rutrum consequat montes. Viverra tincidunt mi suscipit sodales vestibulum himenaeos senectus porttitor convallis pharetra morbi massa, natoque in mattis quis ad tellus ante dictum platea id.

Placerat tristique praesent condimentum interdum nullam eleifend aliquam vel sapien, torquent at nunc ullamcorper elementum proin eros inceptos primis volutpat, tempor aliquet vehicula venenatis phasellus augue tellus lectus. Fermentum felis id gravida interdum porttitor mollis scelerisque eros magna convallis, duis tempus sociosqu rhoncus inceptos aenean leo sociis habitasse, elementum purus nunc et malesuada quam viverra tempor curabitur. Massa netus orci porta sagittis facilisi tempor hendrerit gravida aenean, dapibus class himenaeos inceptos nulla facilisis suscipit eu, natoque felis suspendisse lectus sapien velit per aptent.

El control sobre los medios de comunicación ha sido ejercido por la Generalidad de Cataluña a través de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Dicho ente fue creado en el año 1983, sólo 3 años después de la elección de Pujol, con el objetivo de producir y difundir productos audiovisuales velando por la normalización lingüística y cultural catalana y ha sido clave en el auge del apoyo al separatismo por parte de los habitantes de Cataluña. La presencia de periodistas afines al separatismo en los medios públicos se ha acrecentado en la última década, expulsando a los que no comulgan con postulados nacionalistas y abogan por la neutralidad de la información.

Las jugosas subvenciones que la Generalidad otorga cada año a los medios privados, incluso a los grupos más prestigiosos (Godó y Prisa, principalmente), permite que la práctica totalidad de la información sea monocolor. Ello, sumado a la red clientelar que se ha tejido entre las productoras de los presentadores de los medios, da lugar al clima perfecto para que no exista un atisbo de pluralidad ni de neutralidad en las informaciones.

Volver